El e-commerce está en plena expansión. Basta enunciar algunos números: en 2016 -según un estudio de la CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico)-, la facturación fue de 102.700 millones de pesos, un 51% más que el año anterior, sólo en Argentina pero si nos vamos a otros países de la región la oportunidad de crecimiento es de una similar envergadura. Si bien la mayoría de los consumidores sigue optando por ir a la tienda (solo el 1,9% de las ventas en la Argentina son por Internet), el aumento de compras online da cuenta de un cambio en el consumo.

La posibilidad de analizar bien qué comprar y la comodidad de no tener que salir de casa son algunas de las ventajas que destacan los que optan por este método. También las ofertas: el Hot Sale, el Cyber Monday, el Buen Fin y el Black Friday son, sin duda, el momento donde los usuarios se sienten más tentados para sumergirse en el mundo de las compras online, como así también la posibilidad de financiamiento. Los descuentos resultan mucho más que tentadores, aunque a veces los sitios se ven pueden verse algo colapsados por esto y es importante encontrar un buen aliado tecnológico que garantice la disponibilidad (uptime en inglés) del mismo.

En la Argentina hubo una novedad en estos últimos años: mientras que antes la demanda online se centraba en electrodomésticos y tecnología, ahora aparecieron otras categorías del e-commerce que generaron mucho movimiento. Se trata de indumentaria, cosmética y artículos del hogar que se posicionaron como las vedettes del año pasado. No tuvo el mismo nivel de crecimiento que en 2015 la venta de entradas a espectáculos.

Los rubros más vendidos en 2016

Desde 2015 que los muebles, artículos de hogar y jardín vienen en alza en lo que a ventas online se refiere. Sin ir más lejos, en 2016 esa categoría (integrada además por construcción y decoración) creció a un ritmo anual de 124%, convirtiéndose así en el principal driver de crecimiento. En segundo lugar se encuentran los productos de cosmética y perfumería, donde se destacó la venta de productos para el cabello, planchitas y rizadoras, que aumentaron un 104%, y, en tercer lugar, con un 98%, los accesorios para autos y motos.

Mientras que los electrodomésticos, el turismo y la moda crecieron a razón de 50%, 48% y 40%, respectivamente. Esta última categoría se viene expandiendo luego de que se abrieran las importaciones y los usuarios y vendedores aprendieran a entender la compra de indumentaria sin pasar por el probador. La tendencia que no siguió esta curva notablemente ascendente fue la venta de entradas, que sólo aumentó un 28%, según datos de la CACE.  

Cyber Monday y Hot Sale

Las grandes fechas para el comercio electrónico son las que se promocionan como oportunidades por sus notables descuentos. Sin ir más lejos, el año pasado en las dos jornadas del Cyber Monday en Argentina se alcanzaron transacciones por más de 3.100 millones de pesos y se conectaron al menos 2.3 millones de personas en busca de las ofertas que ofrecían las 338 empresas que fueron parte. Los rubros más buscados fueron: electrónica y tecnología e indumentaria y calzado, seguidos por viajes; hogar, muebles y deco; y deportes y fitness. Como en anteriores ediciones, las empresas vendieron en un día la facturación de un mes normal.

Por otra parte, durante el Hot Sale de este año -que tuvo lugar en mayo y duró  3 días- se facturó 3.446 millones de pesos, un 33% más que en 2016, y se vendieron un total de 435 artículos por minuto. Mientras que alimentos y bebidas, calzado, indumentaria, pequeños electrodomésticos y televisores fueron los más demandados, lo que más facturación generó fueron los pasajes de avión y los equipos de telefonía celular.

Financiación contra compras sin cuotas

Internet resulta ser el primer lugar donde el público toma contacto con el artículo que desea adquirir. Los compradores buscan, exploran y analizan las diferentes opciones antes de decidirse para luego ir a por ello. La posibilidad de “tarjetear” no es un punto menor a la hora de la compra online, sobre todo ante la posibilidad de realizar transacciones en cuotas. 8 de cada 10 personas pagan con tarjeta de crédito. La financiación varía de acuerdo al rubro, destacándose los pasajes y electrodomésticos, con 12 cuotas, la indumentaria, con 6 y la comida, con 3.

El aumento de venta por m-commerce

Al incremento de ventas online, se suma un nuevo factor: las ventas desde dispositivos móviles. Varias compañías que centran su negocio en el Turismo empezaron a trabajar fuertemente con el mobile, a través ofertas específicas que pueden utilizarse solamente usando su App. Incluso gran parte de las búsquedas surgen desde los celulares, algo que se viene convirtiendo en tendencia para cualquier categoría.

Repasando lo antedicho podemos ver que durante el año 2016 las principales categorías del e-commerce fueron moda, hogar y cosmética en términos de tendencia de crecimiento. Las ya clásicas electrónica, electrodomésticos y autopartes son otras que ya están más instaladas en el mercado de manera más consolidada. No queda dudas que el canal de ventas online es uno infaltable ya casi para cualquier categoría, y si todavía no lo están, no quedan dudas que próximamente lo estarán.