A partir del desarrollo de la Web en la década del noventa, surgieron nuevos modelos de empresas y de consumidores. De a poco se fue instalando un nuevo paradigma en la forma de comprar y vender todo aquello que se puede comprar y vender. Comenzó entonces un proceso necesario de cambio para adaptarse a esa nueva forma de negocios. Muchas empresas nacieron ya en el marco de esta nueva mentalidad y no tuvieron que transitar el camino de la adaptación, pero muchas otras tuvieron que transformarse para insertarse en el nuevo paradigma.  

En ese camino, para muchas de las empresas tradicionales, la web fue lo que el cine sonoro para los actores del cine mudo: “hacer lo mismo pero hablando” pareció ser la nueva consigna, pero pronto se vio que todos los que se aferraron a esta idea no lograron hacer pie en el mundo sonoro del ecommerce, que exige pensar la comercialización de manera totalmente distinta.

Es decir, la tentación fue pensar que todo se resumía a tener una página web (“lo mismo pero hablando”). Entonces se hicieron miles de páginas web de empresas que no reformularon su negocio para darle lugar a este nuevo canal de llegada al público. Gastaron recursos y eso no significó un cambio sustancial en las ventas. En el mejor de los casos captaron algunos clientes para venderles a la vieja usanza, en muchísimos casos provocaron efectos adversos al prometer vía web un servicio que no estaban en condiciones de prestar.

A estas empresas les faltó la visión para caminar el nuevo paradigma pero también experiencia en el nuevo canal que se impuso como imprescindible para toda empresa. Les faltó, en resumen, un soporte basado en el saber y la especialización que da la experiencia.

Un socio experto

Gracias a su trayectoria de casi veinte años, Mercado Libre pudo detectar, analizar y dar respuesta a las principales inquietudes del ecommerce. Este expertise, se volcó en una nueva herramienta: Mercado Shops, que brinda a las PyMEs y empresarios en general interesados en aumentar su caudal de negocios, la posibilidad de contar con una guía experta para alcanzar tal fin.

Mercado Shops cuenta con el saber para responder a demandas relacionadas con lograr más clientes, mejorar su atención y generar confianza, a la vez que brinda el canal para concretar ventas online, gestionar pagos de manera rápida y segura, distribuir y exhibir los productos y transformar la vidriera virtual de la empresa. En otras palabras, con esta herramienta basada en el saber de Mercado Libre, la empresa puede convertir una página web empresarial en una verdadera tienda online.

Mercado Shops

Muchas empresas ya desde hace años adoptaron Mercado Libre como respaldo y vislumbraron de esta manera el camino del crecimiento online. Por medio primero de los avisos y luego de eShops pudieron ir descubriendo y enfrentando estos desafíos de la venta online. La experiencia en Mercado Libre les permitió ver claramente que estos canales de venta son diferentes a los canales tradicionales y aprender en el camino para lograr crecer.

Así, podemos decir que Mercado Shops es la propuesta superadora de Mercado Libre para dar el salto cualitativo: tener una propia tienda online en un sitio particular en la web con todas las herramientas integradas. En este sentido, Mercado Shops permite gestionar los pagos permitiendo además que los clientes tengan financiación, dar respuestas precisas y rápidas a los clientes, administrar los envíos, gestionar las ventas y los inventarios, sincronizar todo con los avisos de Mercado Libre y otros canales de llegada como Facebook y demás redes sociales, posicionar la tienda online en la web (“SEO”) y contar con todas las herramientas para manejar este canal de ventas online de manera profesional, con el respaldo y la seguridad que ofrece trabajar con la guía de un socio experto como Mercado Shops.

Esta plataforma -adoptada ya por más de 200.000 empresas en Argentina, Brasil, México, Chile, Colombia y Venezuela- permite crear, de forma sencilla, rápida e intuitiva una tienda online y sin necesidad de tener conocimientos técnicos. Además, tiene la flexibilidad para adaptar (“customizar”) la tienda de acuerdo a las necesidades de cada vendedor y hacerla cada vez más sofisticada y atractiva mediante herramientas de programación web. Se puede tener una dirección web propia (“URL”) donde se le de identidad y un espacio propio a la marca. Tal como en los sitios profesionales, están integrados todos los mecanismos para el funcionamiento del circuito de compras: selección de productos, carrito de compras, opción de la forma de pago, elección de la forma de envío y comunicación con el cliente para darle seguridad y el control sobre su compra.

También permite crear anuncios en Facebook directamente desde Mercado Shops, tener una casilla de e-mail propia con Google G Suite, hacer promociones, e-mail marketing. De acuerdo a cada necesidad y al propio crecimiento se puede contar con más alternativas. La idea es que cada empresa haga foco en aquello que siempre manejó y es su área específica, y sume el respaldo y la tranquilidad que Mercado Shops como guía experto le puede aportar a su negocio online.

Una tienda online es algo muy diferente a una tienda tradicional, ni mejor ni peor, pero sí que plantea otros desafíos y, lo que es más importante, todo un mundo de oportunidades complementario al canal de ventas tradicional. Mercado Shops se creó para aportar todo el respaldo y experiencia de Mercado Libre en el camino de la empresa hacia ser también una verdadera tienda online.