Close

Campañas publicitarias: cómo lograr buenos resultados

El performance marketing o marketing de resultados permite armar campañas publicitarias eficaces, en las que solo se paga por resultados obtenidos. Claves para implementar una campaña de publicidad de tu tienda online.


Poniendo en práctica algunas técnicas de Marketing Online y usando herramientas fáciles de gestionar, podrás armar campañas publicitarias y mostrar tus productos y tu marca a la mayor cantidad de clientes posible. Compartimos algunos consejos sobre cómo hacer una campaña de publicidad para impulsar tu tienda online y aumentas tus ventas. 

Cómo incrementar las ventas con campañas publicitarias

Una de las formas más eficaces para hacer campañas es lo que se conoce como Marketing de Resultados (Performance Marketing, en inglés), una estrategia para que nuestros potenciales clientes nos den una respuesta específica.

Es muy efectiva y ventajosa para gestionar tu tienda online porque sólo pagarás por los resultados conseguidos. Permite conocer de antemano el costo de la inversión porque estará sujeta al cumplimiento de los objetivos que hayas pautado al definir o contratar una campaña.

Justamente, uno de los puntos más interesantes del Marketing de Resultados es que puedes determinar el grado de efectividad de la campaña con datos reales. Permite medir con claridad cuánto debes invertir para lograr un objetivo que puede ser una suscripción, un “me gusta”, un “share”, un registro, una venta, etc. 

activar tienda online

Te puede interesar leer: Potenciá tus ventas a través de las redes sociales

Cómo hacer una campaña de publicidad

La clave para armar una buena estrategia de marketing online está en seguir algunos pasos. A continuación te detallamos cómo hacerlo:

Definir objetivos claros y medibles

Los objetivos que puedes plantearte en una campaña de Performance Marketing pueden ser muy diversos: aumentar el tráfico a tu tienda (en volumen y/o calidad), sumar registrados o suscripciones, generar leads, incrementar las ventas, etc. Lo imprescindible es que cualquiera de estas conversiones sea cuantificable.

Es importante tener claro desde el primer momento los indicadores que tomarás como referencia, y no puede ser algo “blando”. No tiene sentido, por ejemplo, utilizar el marketing de resultados para objetivos de posicionamiento de marca. En todo caso, según tus objetivos, lo ideal es que mezcles campañas de performance con campañas de branding, implementando una estrategia integrada.  

Identificar bien a tu potencial cliente

Antes de cualquier acción es fundamental que sepas con claridad a quién te diriges. Dónde vive, qué rango de edad tiene, si es hombre o mujer, cuáles son sus intereses y necesidades, etc. De esa manera, podrás llegar con el mensaje correcto a la persona adecuada y acercar propuestas a medida, aumentando tus chances de conversión. 

Segmentar para aumentar tu eficiencia

La posibilidad de segmentar tus acciones o tu comunicación es una ventaja importante del marketing digital por sobre la publicidad tradicional, porque la inversión es más eficiente y, por lo tanto, menos costosa. Tanto Facebook como Instagram y Google ofrecen una gran capacidad de segmentación que puedes poner a tu favor.

Medir, confirmar o pivotear

En el mundo online, la huella que deja el usuario es un insumo súper importante a la hora de definir tus campañas de marketing, y es algo que puedes monitorear en tiempo real. Eso te permitirá ir ajustando distintas variables a medida que vayas corriendo las campañas, optimizando tu budget.

Para tener buenos datos, una buena alternativa es utilizar Google Analytics. Esta herramienta te permitirá profundizar el conocimiento sobre tus usuarios o clientes y orientar mejor tus esfuerzos. Puedes ir haciendo pequeñas pruebas para definir qué estrategias son más efectivas y cuáles tienen menor costo de adquisición de cliente/venta.

Cómo medir tus campañas

Las campañas de performance marketing pueden ser medidas en base a distintos KPI que deberán quedar estipulados antes del lanzamiento. Estos KPI son los que van a determinar el costo final de la campaña.

  • CPM (Coste Por Mil impresiones): el costo dependerá de la frecuencia con que aparezca el anuncio a un usuario.
  • CPA (Coste Por Acción): normalmente la acción es una venta que requiere la introducción de la información de pago del usuario.
  • CPL (Coste Por Lead): el costo asociado a la introducción de datos de contacto del usuario a través de algún formulario de registro.
  • CPC (Coste por Clic): costo por cada clic que el usuario realiza sobre el anuncio, banner, etc.

Con datos muy concretos, puedes saber en tiempo real cuántas personas respondieron positivamente a tu campaña y evaluar el retorno de la inversión.

Cómo calcular el retorno de inversión (ROI)

El ROI (Return On Investment o Retorno de Inversión) es una fórmula que te ayudará a calcular la rentabilidad o el valor que generas a través de tus acciones de marketing. Para obtener esta cifra hay varios caminos posibles. El cálculo más simple consiste en resolver la siguiente operación matemática:

ROI = Ganancia Total – Inversión

          Inversión

Las campañas dejaron ganancias cuando, al hacer esta operación, el resultado es positivo. Si, por el contrario, da negativo, significa que estás teniendo pérdidas y te convendría revisar y optimizar tus acciones.

Lo bueno es que puedes probar con pequeñas inversiones y, una vez testeadas tus estrategias, ir aumentando el dinero destinado a campañas teniendo claro que los resultados están casi garantizados. Es momento de ir por más. No lo dudes y anímate a dar el primer paso.


Aprende a medir una campaña en redes

Para seguir aprendiendo:

Close