Close

¿Cómo puedo empezar a vender por Internet?

Cada vez hay más oportunidades alrededor del comercio electrónico. ¡Hay que aprovecharlas! En este artículo te ofrecemos algunas claves para que puedas abrir tu propia tienda online y comenzar a vender por Internet.


¿Quién no soñó alguna vez con ser su propio jefe? Hoy, el mundo online en general, y el comercio electrónico en particular, te acercan innumerables oportunidades para que puedas empezar a emprender. ¿Y por qué vender por internet? Estudios de mercado recientes muestran que el e-commerce en Latinoamérica crece a un ritmo por encima del 24% anual. Eso ocurre porque los consumidores están cada vez más conectados y comprometidos con un modelo de vida digital. El escenario es promisorio. Hay que aprovecharlo para estar presente y comenzar a vender por Internet.

Las ventajas son incontables: puedes crear un negocio rentable en apenas minutos, con baja inversión y trabajando desde tu casa o, gracias al poder de los dispositivos móviles, desde cualquier lugar.

Es probable que tengas una buena idea en mente. Para que esa idea se transforme en un emprendimiento es necesario armar un plan de negocio. A continuación, desarrollaremos los pasos necesarios para que puedas concretar ese sueño y crear tu propia tienda virtual.

¿Qué vender por Internet?

La primera gran pregunta que todo emprendedor debe hacerse. No se trata sólo de aprovechar la oportunidad y ya, sino de ofrecer algo que el mercado realmente esté buscando.

Puedes hacer tu propia investigación con Google Trends, Planificador de Palabras Clave de Google, analizando la competencia para identificar si el producto que te interesa vender tiene demanda específica y visitando ferias y eventos de los rubros que tiene interese. Por ejemplo, si quieres armar una tienda online para vender zapatos por Internet puedes rastrear los términos “zapatos online”, “compra de zapatos online” y “zapatería virtual”.

Si el número de búsquedas es alto es porque el interés por ese producto entre los usuarios de comercio electrónico también es alto. Además, los términos más populares entre aquellos que busques pueden utilizarse posteriormente en tus publicaciones o cuando diseñes campañas para publicitar tu tienda online en redes sociales.

¿A quién venderle por Internet?

Definido los productos, el siguiente paso es segmentar tus potenciales compradores y buscar entender sus perfiles: dónde viven, cómo utilizan sus dispositivos, qué edad tienen, qué les gusta, si usan redes sociales, cuáles son sus comportamientos de compra, entre otros factores. Ten presente que hoy las reglas las ponen los consumidores, por lo que antes de iniciar tu emprendimiento deberás ponerte en la cabeza de un posible cliente de tu negocio y desarrollar la mejor forma de asistirlo para cumplir con sus expectativas y ofrecerle una excelente experiencia de compra.

También es útil analizar a tus competidores. Saber qué les funciona, en dónde invierten, en qué se diferencia sus estrategias de la tuya, qué están haciendo en las redes y cómo lidian con los comentarios negativos te dará armas para enfrentar ese gran desafío de vender en Internet y posicionar mejor tus productos, aunque existan ofertas similares.

Por otra parte, es esencial que fomentes una buena relación con clientes y potenciales compradores. Necesitas construir los lazos sólidos que te servirán para el objetivo final, que es vender más y tener éxito con tu tienda online.

¿Dónde vender por Internet?

La elección de la plataforma más adecuada para montar tu negocio de comercio electrónico es fundamental. Existen diferentes tipos de tiendas online. Están las creadas con tecnología y recursos propios que se hacen a medida, pero suelen llevar mucho tiempo y tienen un costo alto.

También existen las plataformas listas para su uso, como Mercado Shops, donde basta personalizarla a tu manera para empezar a vender. En cualquier caso, lo esencial es encontrar el proveedor de soluciones digitales que se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo.

Más allá de la opción que elijas, estas cosas no pueden faltar en tu sitio de ventas:

  • Personalización: debe estar a tono con la estética de tu marca. Cuestiones de diseño como los colores, el logo, la tipografía y el layout tienen que coincidir con la imagen integral de tu marca y son factores que te ayudan a convertir una visita en una venta.
  • URL: hay que elegir una dirección web acorde con tu marca, que sea fácil de ser encontrada por tus clientes y la plataforma debe conectarla automáticamente.
  • Inventario: de acuerdo con el tipo de producto que vendas, tendría que permitirte incluir todos los detalles necesarios (color, talle, descripción, galería de fotos).
  • Gestión de stock: centralizar todo tu inventario desde un único lugar es fundamental para ahorrar tiempo y gestionar tus ventas también en, por ejemplo, Mercado Libre.
  • Integración con métodos de envío: una gran parte del éxito de la venta online corresponde a la forma de entrega. Tener una plataforma que te ofrezca soluciones integradas de envío facilitará tu día a día y les brindará una mejor experiencia a tus clientes.
  • Formas de pago seguras: esencial para generar confianza en los clientes. Es importante ofrecer diferentes medios de pago, como efectivo y tarjetas de crédito, y posibilidades de financiación.
  • Atención al cliente: la experiencia de usuario rige hoy las compras online. Si ofreces diferentes canales de comunicación en tu tienda para que los clientes despejen sus dudas, como un chatbox, WhatsApp Business o una sección de preguntas, verás cómo tus ventas se multiplican.

¿Cómo vender por Internet?

Llegó la hora de dar los primeros pasos en este fascinante mundo del emprendimiento online. Ya tienes el producto, tu público objetivo, la plataforma para tu tienda. Es hora de establecer una estrategia para que vendas cada vez más.

Para que todo funcione, debes estar atento a cada detalle de tu negocio: desde el diseño de la tienda online, pasando por la logística interna (que incluye el almacenamiento y la disponibilidad de productos, los procesos de picking y packing, y el transporte) o el proceso de devoluciones, hasta el inventario. Nada se puede escapar de tu mirada.

En todo momento tienes que prestar atención a las tendencias. No basta con estar presente con tu e-commerce, sino que necesitas mantenerte informado sobre qué hacen los demás, qué funciona, cómo se pueden mejorar e incrementar las conversiones. Es la forma más sencilla para anticiparse y pensar el siguiente paso para posicionar tu marca frente a tus clientes.

El diseño de la tienda es fundamental. Debe ser atractivo visualmente y reflejar la imagen de tu marca. Del mismo modo, todas las acciones de promoción y publicidad serán de gran ayuda para incrementar las ventas. Desde participación en redes sociales hasta anuncios en Facebook.

Además, puedes reforzar la presencia de tu tienda online con tu participación en las redes sociales, ya que hoy constituyen una gran oportunidad para el comercio electrónico. Facebook, Instagram y otros son una excelente vidriera para captar la atención de potenciales clientes con promociones especiales o contenidos de valor.

Para lograr que los visitantes se conviertan en compradores es imprescindible que estés atento a las métricas para saber cómo vas encaminado hacia tus objetivos. Analiza con inteligencia las cifras que te aportan las herramientas de monitoreo, los comportamientos de los visitantes y el perfil de quienes te siguen en las redes sociales y, con toda esa información, optimiza tu tienda y cambia los cursos de acción cada vez que sea necesario.

¿Cuándo vender por Internet?

¡Ahora mismo! Define qué producto quieres vender, crea tu tienda online y comienza a disfrutar los resultados. Emprender en Internet es una gran oportunidad.

 

Crea tu tienda online con Mercado Shops

Close