Close

Cada vez más el Día de la Madre es un día e-commercial

“El Día de la Madre es sólo un día comercial” es el cliché más conocido de aquellos que no quieren comprarles regalos a sus mamás. Como si el comercio y hacer regalos fueran poca cosa, esto se podría desmentir también diciendo que cada vez más el Día de la Madre es un día e-commercial.

Por suerte para los comerciantes, el público no sólo hace caso omiso de aquella vieja premisa, sino que además se expandió el mercado del Día de la Madre.

La familia extendida

Es cada vez más común comprar regalos no sólo para la madre y esposa con hijos, sino también para “la pareja actual”, “la ex esposa”, hijas y otras madres que no son tan cercanas. La fecha se termina pareciendo un poco a Navidad (y en efecto, esta es la fecha comercial más importante después de Navidad).

Todo se retroalimenta en los tiempos que corren. Las nuevas tendencias de comprar más regalos del Día de la Madre demandan más trabajo y tiempo y ahí es donde aparecen mayores oportunidades (y desafíos) para el ecommerce. El tiempo escasea y la compra online es la gran solución para cubrir esta demanda creciente.

Algunos datos

En 2016 hubo una caída en la actividad de los rubros tradicionales. Sólo belleza mostró una ligera suba del 1.4%, mientras que ganaron espacio los rubros de obsequios más discretos como bijouterie, bazar y regalos y flores y plantas en desmedro de otros más tradicionales.

En un proceso de recuperación económica en 2017 respecto de 2016 es de esperar un mayor repunte de los rubros indumentaria y belleza como rubros tradicionales (en ecommerce, indumentaria creció el año pasado el doble que ecommerce en general), aunque también cabe esperar una recuperación para artículos de uso personal y electrónicos y celulares.

A los factores de recuperación de la economía hay que sumar el crecimiento franco del ecommerce dentro del ámbito más amplio del retail, y esto exige una mayor preparación para aprovechar al máximo esta fecha y no perder ventas.

Los factores de éxito que se potencian

Es en este contexto de recuperación económica y ascenso del ecommerce que conviene recordar algunos factores de éxito que adquieren mayor relevancia en fechas como esta. La cantidad de tiempo que se le ahorre al comprador es clave en esta instancia, y es importante ver que debemos prepararnos y planificar bien este momento en particular.

Día de la Madre

Disponibilidad, disposición y feedback

El análisis previo de la información es fundamental para focalizar y cubrir la demanda. Cuanta más variedad de alternativas seamos capaces de ofrecer, mayor probabilidad de que ese cliente nos compre sus regalos a nosotros.

Las respuestas online son los vendedores de nuestra tienda online, y deben ser más rápidas que nunca para calmar ansiedades y no perder ventas. Muchos comerciantes eligen contratar personal extra para la ocasión.

Entrega, cambios y devoluciones

Mejorar el proceso de entrega es una de las mayores demandas del público y un desafío a cumplir. En este caso además, el público suele dejar la compra para último momento y la fecha de entrega no se puede postergar.

A igual artículo, el público va a volcarse siempre hacia aquel que le dé mayores garantías de cambio o devolución sin costo. Hay que brindar certezas, y el momento es clave para la fidelización.

La marca del deseo

Una marca posicionada lleva siempre las de ganar. Esta puede ser una oportunidad de posicionamiento. Ayudan las campañas “vistiendo” a nuestra tienda online como una empresa que se especializa en esta fecha con artículos propicios.

Los rubros y categorías se reformulan. Muchas veces conviene rediseñar ocasionalmente el foco de nuestro rubro poniendo mayor énfasis en determinados productos o denominaciones más favorables para la ocasión. En el día de la madre no es lo mismo autodenominarse “bazar” que “design”.

Promos, descuentos y gestos afectuosos

Muchos compradores van a comprar un regalo y se tientan a comprarse otro ellos mismos. Es el momento de darles el estímulo que necesitan con descuentos en una segunda unidad o similares.

Algunos detalles impensados hacen la diferencia. La posibilidad de ofrecer “extras” tales como envoltorio para regalos o tarjetas de salutación personalizadas puede inclinar la balanza a nuestro favor.

Este es también un buen momento para buscar alianzas ocasionales con otros comerciantes online que tengan productos complementarios. Sobre todo si se trata de marcas posicionadas en ascenso.

Tal el caso de indumentaria y calzado, o belleza y bijouterie. La posibilidad de ampliar la oferta y brindar más de una solución a la vez obteniendo un descuento hace que para el público sea negocio y alivio comprarnos a nosotros. Y todos ganamos más.

Medios de pago, cuotas y frenesí

Si hay una fecha en la cual el público compra a crédito, esa fecha es el Día de la Madre. Conviene buscar y favorecer la posibilidad de pago en cuotas. Incluso absorber parte de los intereses puede ser una buena posibilidad para aumentar las ventas.

Esta es una fecha para sacar a relucir todo nuestro repertorio de recursos e imaginación para aprovechar el empuje de un público ansioso por comprar. Y potenciar nuestra tienda online.

También es momento de fidelizar y acrecentar la clientela. En ese sentido, el Día de la Madre no es sólo una gran oportunidad de ganancias, es también una buena inversión para nuestro negocio online que además rendirá sus frutos a futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close