Close

El ABC del emprendedor: los primeros pasos para comenzar un emprendimiento en Internet

Todos alguna vez soñamos con tener nuestra propia empresa, vivir sin jefes y trabajar según nuestras reglas. Si bien en parte esto es cierto, para comenzar a emprender, hay que tener en cuenta que “ser tu propio jefe” requiere de mucho trabajo y disciplina para tener éxito y salir adelante.

Hoy por hoy, las posibilidades de Internet te permiten convertir tu sueño en realidad. Es importante comprender que al emprender estás comenzando una empresa por tu cuenta. Ello significa que te enfrentas a un trabajo de gran envergadura. Por eso, organizarse, evaluar y conocer en profundidad el tema antes de lanzarte al mercado es primordial. En esta oportunidad, te invitamos a leer nuestra guía con todo lo que necesitas saber para comenzar un emprendimiento online propio.

De la idea a la realidad

Todo comienza con una idea. Las ideas son maravillosas porque nos permiten hacer volar la imaginación, no hay limitaciones cuando soñamos. Pero bajar a tierra las ideas es lo que realmente te dará la dimensión de la viabilidad de tu proyecto. Lo primero que tienes que hacer es escribirlo, ya sea en una servilleta de papel, o en tu laptop, pero hasta que no bajes a papel tu idea, no podemos hablar de un emprendimiento. Es recién ahí cuando todo comienza a suceder.

Entonces, cuando ya tienes toda la información por escrito, es el momento de ordenar y determinar dónde está el negocio. Por lo general, al pensar una idea de negocio estamos intentando solucionar un problema. Esto significa que hemos detectado una necesidad en el mercado que no está cubierta y nosotros vendríamos a aportar una solución con nuestra empresa.

Para avanzar, lo más importante en tu proyecto es que tú lo conozcas más que nadie, que puedas contestar todas las preguntas que alguien puede hacer al respecto. Imagina todos los posibles escenarios e intenta dar respuestas a ellos. A más conocimiento, más sólido será tu proyecto. A continuación, te proponemos una serie de preguntas de las que debes conocer las respuestas como la palma de tu mano (o incluso más, ¡ya que nadie sabe cómo es la palma de su mano!)

  • ¿Cómo definirías tu negocio en una línea?
  • ¿Cuál es el problema que vienes a solucionar?
  • ¿Cuál es la solución que propones con tu empresa?
  • ¿A quién está dirigido tu producto o servicio?
  • Si nadie lo hizo antes ¿por qué crees que es buen negocio?
  • Si ya hay otros ofreciendo lo mismo ¿Quienes son?¿Y cómo se encuentran en el mercado?
  • ¿Cuales son tus fortalezas y puntos débiles? ¿Y las de tus competidores?
  • ¿Por qué el tuyo sería un proyecto exitoso?

Puesta en marcha de tu emprendimiento

Cuando puedas responder a la perfección estas preguntas, querrá decir que estás listo para pasar al siguiente nivel. Tienes un proyecto sólido, al que conoces bien y puedes sacarlo adelante. Pero, antes de comenzar con la venta online, hay tres puntos fundamentales:

  • Formalización legal e impositiva: para poder vender un producto o servicio en Internet, deberás adherirte al sistema impositivo correspondiente a tu país. Como emprendedor y según cada legislación, lo recomendable es comenzar en una categoría para micro y pequeñas empresas que te permita la venta online. Al iniciar un negocio, los volúmenes de ventas comienzan a aumentar de a poco y siempre hay tiempo para subir de categoría.
  • Plan financiero: ya sea que eres un especialista en economía o que necesites asesoramiento de terceros, antes de lanzarte al mercado debes tener un plan de acción económico y financiero. Como todo negocio hay que evaluar los objetivos que quiere alcanzar, los costos, los márgenes de ganancia, la formación del precio, la inversión de capital y los riesgos que se corren al emprender en el mundo digital. Este será tu mapa para delinear al menos el primero año de tu empresa.
  • Investigación de mercado: es primordial conocer bien el terreno en el que vas a moverte. Desde capacitación inherente a tu negocio como a interiorizarte en estudios de mercado que aporten información de la situación actual del sector en el que se enfocará tu empresa, cuanto más investigues más preparado estarás. Además, ten presente que hoy, son los consumidores quienes ponen las reglas, por eso antes de empezar, ponte en la cabeza de un posible cliente de tu negocio y desglosa la mejor forma de asistirlos para cumplir con sus expectativas y ofrecer una excelente experiencia de compra.

Planifica y elige a los socios correctos

Una vez estudiado el negocio, el siguiente paso es planificar la implementación. Con el fin de poner el proyecto en marcha, necesitas tener un plan de acción que abarque todas las áreas: listar cronogramas con fechas, actividades y tareas a resolver que te permitirán avanzar hacia el día “D”. Además, con este plan podrás cuantificar el tiempo y los recursos necesarios para que, al llegar al día en que tu tienda esté online, todo funcione como lo planeaste.

Ahora que sabes lo que tienes y cómo hacer para que tu emprendimiento online comience a operar, tal vez creas que debes abarcar todas las áreas de tu negocio. Pero hay tareas que por más que sepas hacerlas, no tendrás el tiempo para llevarlas a cabo. Internet tiene la ventaja de trabajar con otros de manera remota, y además ofrece herramientas digitales con soluciones hechas a medida.

Al principio puedes contar con un equipo externo o freelancers para cada actividad. Por lo general, es mejor formar un equipo de trabajo y derivar lo que tú no puedes cumplir en tiempo y forma. Por ejemplo, puedes asociarte con una agencia de medios para que se encargue de tus campañas de marketing digital.

Ya que la tienda online será el corazón de tu emprendimiento, lo más importante es encontrar el proveedor indicado que te brinde todo lo que necesitas para satisfacer las demandas de tus clientes. En Mercado Shops tenemos las herramientas indispensables para apoyar a los emprendedores en el mundo online.

Como dijimos al comienzo, las ideas son fantásticas, pero los emprendimientos llevan trabajo. Sin embargo, el sueño de ser tu propio jefe te potencia para hacer el máximo esfuerzo por tu emprendimiento. Si crees que tienes un proyecto sólido y estás listo para ponerlo en marcha, lo próximo es definir cómo lanzarlo al mercado online. Por saber más, no te pierdas la segunda entrega de la guía más completa para emprendedores.

Close