Close

Halloween también es Navidad

Fiesta del horror y de diversión, de color y de bromas, de gritos y disfraces, dulces y travesuras, Halloween fue llevada por los irlandeses a los Estados Unidos. Tardó un siglo y medio en hacerse popular en Latinoamérica, pero a partir de los años 80 empezó a crecer. Y con internet y el e-commerce se hizo imparable, hoy para el mundo de oportunidades online, Halloween también es Navidad.

Calentando las máquinas

Esta celebración no es solamente una oportunidad para divertirse sino también la bandera de largada de una carrera de tres meses en los cuales transcurre el mayor frenesí comercial del año. Y significa mucho más que una fecha en la cual se venden disfraces y golosinas. Para el e-commerce Navidad comienza en Halloween y tu tienda online ya tiene que estar lista para estas fechas.

A partir de este momento comienza un período en el cual transcurren diversos hitos e-comerciales tales como Cyber Monday y Black Friday. Son momentos para vender, sí. Pero también son los eventos que permiten posicionarse haciendo marketing, midiendo la reacción del público y evaluando estrategias con miras a las grandes ventas de fin de año.

Golosinas y datos

Los norteamericanos, campeones de la Noche de Brujas, tienen absolutamente estudiados los rubros que más se mueven en esta celebración. En ese mercado se calcula que en 2017 el consumo total superará los 9000 millones de dólares, de los cuales unos 3400 millones se gastarán en disfraces.

Halloween también es Navidad
Halloween también es Navidad

El 72% de los consumidores planea celebrar, y este es el registro más alto desde 2012. En promedio, cada familia gastará 86 dólares en esta celebración, siendo los rubros más destacables los disfraces, las golosinas y cotillón [1].

El dulce truco de América Latina

Los principales países que en nuestra región se suman a esta celebración son México (muy por encima del resto), Colombia, Argentina, Chile y Perú. Cada país de una manera diferente, pero en todos el sincretismo de la fiesta pagana y la tradición cristiana tiene gran influencia.

En México, Halloween se une al Día de los Muertos, la fiesta más popular del país, la más colorida. Los festejos se hacen en las calles, y las tradicionales calaveras dejan poco lugar para las calabazas. Los puestos callejeros ofrecen sobre todo tamales y pan de muerto (un bollo dulce) y los niños no piden dulce o truco sino dinero para sus alcancías.

En Colombia los niños se disfrazan para festejar en los colegios, mientras que en Chile todo el mundo se disfraza, pero no tanto con personajes horrorosos. En Perú el festejo se suma al de la Canción Criolla. Y en los tres se rinde culto a los muertos al día siguiente.

Cyber Halloween

En la cultura Argentina, sin mucho arraigo hacia el día de los muertos y con grandes resistencias de buena parte de la sociedad por considerar Halloween una “fiesta gringa”, llevó mucho tiempo superar esos obstáculos.

Sin embargo ya hace muchos años que la celebración crece de forma sostenida y tiene un doble aspecto de fiesta casera por un lado, con mucha demanda de disfraces, maquillajes esperpénticos y golosinas que los niños disfrutan viendo películas de terror. Y por el otro fiestas bailables de disfraces y de bares para los adultos.

Aquí los eventos se refuerzan mutuamente ya que el Cyber Monday se adelanta este año respecto de los otros países para el 30 de octubre y coincide con Halloween. La idea es aprovechar un momento en el cual las imágenes y la fantasía mueven al consumo para atraer la atención y extender las ventas hacia otros rubros.

En una apuesta fuerte, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) aprovecha el estímulo y la curiosidad que generan los dulces y los disfraces para llevar al público a explorar nuevos confines y posibilidades de consumo con miras a la gran fiesta comercial de fin de año. Y mueve hacia un territorio en el cual la expectativa es que todos estos eventos crezcan apoyados en el empuje del e-commerce.

Podemos afirmar entonces que Halloween también es Navidad en muchos sentidos, abre la temporada de eventos del mundo del e-commerce y es una buena fecha para impulsar las ventas online en tu propia tienda online.

[1] Fuente National Retail Federation.

Close