Close

Sobre Netflix, E-commerce y los éxitos del nuevo paradigma

Tanto la industria televisiva como la musical han sufrido un cambio enorme a raíz del crecimiento y expansión del mundo digital. Servicios de streaming como Netflix o plataformas como Spotify han puesto a productores y discográficas a imaginar cómo posicionarse en este nuevo paradigma donde los canales de televisión, el videoclub y las tiendas de discos se ven día a día más afectados.

Comprender la importancia de tener presencia en Internet es un desafío que se hace urgente en todas las industrias. Es por eso que Netflix, con más de 104 millones de suscriptores en el mundo, de alguna manera encontró la forma de atraer a productores y guionistas para generar series exclusivamente para su plataforma. Ambos lograron llamar la atención de los televidentes y cada día son más los que eligen la programación on demand en lugar del servicio de cable. Propuestas como House of Cards, la primera serie producida por Netflix, o la más reciente Stranger Things dan prueba de eso.

La firma impuso un nuevo paradigma de consumo televisivo en donde no hace falta estar sujeto a un horario ni a un lugar, puede verse una serie desde una computadora, un móvil o una tablet en cualquier momento. Y su expansión es constante: el año pasado anunció que iba a apostar fuerte por América Latina y que estrenaría medio centenar de producciones originales. Según informaron en una conferencia en México meses atrás, América Latina hoy es la región más grande e importante para la plataforma fuera de los Estados Unidos.

Una de las historias que es un ejemplo de lo que sucede en el mundo del e-commerce es Girlboss. La serie, producida por Netflix y creada por Kay Cannon, cuenta la historia de Sophia Amoruso, una joven que pasó de tener trabajos precarios a ser parte de la lista Forbes, todo por tener buen ojo en un Ejército de salvación. Se trata de la mentora de Nasty Gal, una web de moda de segunda mano que nació luego de que ella empezara a vender por Internet indumentaria que compraba en tiendas vintages. Su mérito fue saber encontrar productos valiosos que eran vendidos a muy bajo precio y ofrecerlos en tiendas online a más del doble de su valor. La clave de Sophia para alcanzar el éxito fue algo que muchos saben hacer: encontrar gangas, pero ella lo trasladó al mundo actual. Aunque la serie tuvo aceptación en la plataforma de streaming decidieron, como con tantas otras producciones, no continuar con una nueva temporada. Lo cierto es que si bien Amoruso entendió el negocio no supo mantenerlo y, después de alcanzar la gloria, su tienda entró en bancarrota.

Quizá al haberse despegado de la multitienda donde arrancó su emprendimiento, el universo de ventas se puede haber complejizado. Estar amparados en una estructura es, para los que se inician en el negocio online, una garantía muy importante. Plataformas como Mercado Shops ayudan a sus clientes a posicionar sus artículos y a estar en contacto con sus potenciales compradores. Incluso los guían para lograr mayores ventas y les dan el combo armado para que sus productos queden vistosos. También tienen servers que están preparados para afrontar los grandes flujos de visitas que pueden colapsar cualquier página en fechas especiales como un BlackFriday.  

Lo cierto es que tanto la industria del entretenimiento como los empresarios de retail comparten el mismo problema desafío: se tienen que adaptar al nuevo paradigma que avanza sin detenerse. En ese sentido, una productora debe saber que hoy no solo se tiene que ofrecer una buena serie sino que tiene que hacer foco en la experiencia y que la misma tiene que estar disponible en todos los formatos (especialmente, en las plataformas de streaming). En el caso de los vendedores, pasa algo similar: ya no basta con ofrecer un producto en una tienda sino que es necesario tener presencia en el e-commerce y saber cómo moverse en este nuevo escenario.

Close